Lampista infiltrado para una cena con mucho humor

Las cenas con espectáculo son muy exitosas y hay multitud de opciones diferentes para pasar un rato más que agradable con personas cercanas. Ya sea en cenas de empresa, reuniones familiares, despedidas de soltero, bodas o cumpleaños, una de las alternativas que está causando sensación es la de hacer bromas con personal infiltrado.

El camarero falso que no para de incordiar y dar la lata a los homenajeados en una cena, la camarera seductora que no parará hasta hacer enrojecer a los presentes con su picardía o los lampistas infiltrados que pondrán la nota de humor a una noche novedosa llena de sorpresas, buen humor y platos apetitosos.

Cenas con humor, la sensación del momento

Forman parte de una serie de bromas muy bien organizadas, cuya meta es hacer que todos los asistentes se lo pasen increíblemente bien. En estas reuniones aparecerán situaciones del todo surrealistas para que la diversión esté presente de principio a fin y todo el mundo no pare de divertirse y reír.

Al ser algo totalmente innovador está adquiriendo popularidad y actualmente es una de las opciones más demandadas. Cualquier reunión resulta óptima para incluir esta animación equipada con muchas locuras desatadas.

Los famosos shows cómicos para cenas de empresa son algo de lo más habitual. En estas celebraciones, los empleados dejan a un lado el estrés laboral para concentrarse en la diversión, y el ambiente resultante lo inunda todo con su actitud positiva y cercana. La comunicación entre ellos resultará más fluida y animada, y la conversación en la oficina girará en torno a un acontecimiento muy entretenido que tuvo lugar fuera del trabajo.

Sin embargo, estos no son los únicos eventos en los que se contratan este tipo de animaciones. Hoy día, las bodas son un escenario magnífico para que un actor infiltrado con mono de trabajo y kit de herramientas se cuele en ellas y desate el buen rollo entre los invitados, y quién dice boda, dice cumpleaños o despedida.

¿Cómo son estos eventos con lampistas infiltrados?

Los actores darán vida a unos personajes muy peculiares que llenarán el ambiente de buen humor y diversión. Estos profesionales de la comedia irán disfrazados de electricistas o fontaneros y con ellos la risa está asegurada. Puede que sea un lampista algo patoso o un chapuzas descontrolado, sea como sea, lo importante es sacar infinidad de sonrisas.

Funciona de manera muy sencilla. Los actores son infiltrados en el local donde tiene lugar la reunión y al momento, mientras los comensales están disfrutando de una cena apetitosa, irán haciendo de las suyas, animando a todo el mundo. Se trata de un momento muy especial que será recordado por todos los invitados durante mucho tiempo.

La fiesta comenzará cuando estos infiltrados hagan acto de presencia y la locura se adueñará por completo del lugar. El papel del lampista es una alternativa muy divertida al clásico de los clásicos, el camarero que en realidad es un actor que interpreta el papel de torpe, irónico o profesional descarado. El show es muy divertido y resulta ideal en cumpleaños, despedidas o en una cena sin mayor pretensiones que la de ser original.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies